wein.plus
Atención
Estás utilizando un navegador antiguo que puede no funcionar adecuadamente. Para una experiencia de navegación mejor y más segura, actualiza tu navegador.

Iniciar sesión Hazte Miembro

El Chianti Classico y el Brunello di Montalcino, en el corazón de la Toscana, se encuentran entre las denominaciones más famosas e importantes de Italia. El Sangiovese desempeña el papel principal en ambas regiones vitivinícolas: el 80% en el Chianti Classico y el 100% en el Brunello. Pero la variedad tiene dificultades para adaptarse a las condiciones ambientales cambiantes. ¿Cómo afrontan los viticultores los efectos del cambio climático?

"En Montalcino, las temperaturas medias han aumentado entre 1 y 1,5° C desde el año 2000, y las zonas más cálidas del sur son las que más lo sufren", explica Giacomo Bartolommei, de la bodega Caprili y vicepresidente del consorcio Brunello. Para él, el agua es actualmente el problema más importante de la viticultura: "Montalcino no es especialmente rico en agua, y los recursos disponibles son en su mayoría agua termal, muy caliente, de 27 a 28° C. Por ello nos concentramos en el riego de emergencia. Por lo tanto, nos concentramos en el riego de emergencia, que sólo se utiliza cuando la vid está bajo estrés. Los estudios han demostrado que al introducir la zeolita mineral en invierno, los suelos almacenan más agua de lluvia y se mantienen más frescos"

EVENTOS CERCA DE TI